Logo Calyaan2

Las abuelitas también merecen cariño: cómo cuidar las pieles maduras

Con el paso de los años, la piel va perdiendo firmeza y tiende a arrugarse. A pesar de tomar las debidas prevenciones y cuidados, llega un momento en donde se debe aceptar la madurez de la piel.

Los productos de calidad especializados en pieles de avanzada edad, son una de las claves para seguir deslumbrando con una piel sana y hermosa.

Trata de documentarte bien sobre los cuidados especiales de una piel que afronta la tercera edad y tómatelo en serio porque no te arrepentirás de los resultados.

En Calyaan, sabemos que las abuelas también merecen cariño. Por eso, te recomendaremos cómo cuidar una piel madura.

Los cuidados generales para cuidar la piel

 

Una piel madura requiere una serie de cuidados. Entre los más generales destacan la limpieza de tu rostro. Así no te maquilles, estás expuesta a todo tipo de agresiones. 

Ante esto, empieza el día lavándote la cara con abundante agua fría y aplícate un tónico facial o limpiador. Repite este paso con más profundidad en las noches.

Recuerda hidratar tu piel con tu mejor aliado, el cual es una crema hidratante. Lo ideal, es usar productos que contengan colágeno o retinol porque se caracterizan por sus aportes regeneradores.

Un par de veces a la semana, debes exfoliar tu cara con el objetivo de eliminar las células muertas y todas aquellas impurezas que no son posibles de erradicar mediante una limpieza común o rutinaria.

Como dato importante, una alimentación rica en frutas y verduras te ayudará a la mejora de la luminosidad de la piel. Aliméntate con alimentos ricos en vitaminas A, E y C.

Consejos para cuidar la piel madura

En primer lugar, es importante que te hidrates lo suficiente. Con el aumento de nuestra edad, disminuye el grosor de nuestra epidermis y la primera capa de la piel se reseca fácilmente.

Aparte de beber grandes cantidades de líquidos, añade a tu rutina semanal un masaje facial con una mascarilla natural de aceite de oliva con aloe vera. Aprovecha sus beneficios antioxidantes.

Para empezar el día, considera un desayuno de smoothie saludable para que te aporte las vitaminas y energía que necesitas para tus actividades diarias

La piel es un reflejo de cómo nos cuidados por dentro y las toxinas provocadas por una mala alimentación afectan en el brillo de la misma. Incluye alimentos ricos en vitaminas en tu día a día.

Los alimentos ricos en vitamina C, como los pimientos, espinacas, tomates y cítricos, ayudan a producir colágeno natural. Asimismo, los alimentos con Omega 3, como los pescados azules, frutos secos y la yema de huevo, logran humectar la piel.

A su vez, los alimentos ricos en zinc, como las sardinas y las semillas de calabaza colaboran con la suavidad de tu piel. Mantén tu cuerpo en forma y evita las dietas extremas. También, evita el consumo de cafeína y tabaco porque tienden a resecar la piel y contribuir con la aparición de manchas y arrugas.

No es demasiado tarde para cuidarse

 

pieles maduras

Una piel a los 60 años requiere de cuidados diferentes que una mujer que se encuentra en los 40. Por ello, no te cohibas de ir cambiando las cremas que utilizas a medida que avanza el tiempo. Consulta a un especialista en cosmetología para asesorarte sobre cuál sería el más indicado para tu tipo de piel.

Un producto recomendable, es la crema Pro 60+ de Germaine de Capuccini, la cual surge como resultado de una investigación enfocada en la activación de proteínas causantes de la juventud.

Tu edad no debe limitarte de seguir intentando encontrar el producto que mejor se adapte a las necesidades de tu piel. Anímate a optar por cremas innovadoras y de buena calidad.

Si deseas ponerte al día acerca de los mejores tratamientos para cuidar las pieles maduras, reserva una cita en alguno de nuestros centros de belleza. Somos expertos en cosmética y cuidado corporal.

Consejos de belleza, directo en su bandeja de entrada​

Suscríbete, y recibe 10% de descuento en servicio de belleza y spa