Logo Calyaan2

¿Cómo cuidar la piel y protegerla del frío?

Muchas veces el clima juega en contra para el cuidado de la piel porque el frío del exterior y el uso de la calefacción en lugares cerrados contribuye a deshidratarla. Nuestra piel es sumamente sensible a agentes externos como la contaminación o el sol.

Es común sentir la piel más tirante durante la temporada de invierno e incluso, en esos meses de frío, se pueden desarrollar afecciones cutáneas o pequeñas heridas.

Es recomendable proteger nuestra piel en invierno con una hidratación adecuada. Sin embargo, la piel del rostro, manos, o labios es totalmente diferente y el cuidado varía en relación con las necesidades de cada parte del cuerpo.

A continuación, te presentaremos algunas recomendaciones para el cuidado de tu piel y como podrás protegerla del frío.

Cómo proteger la dermis en invierno

cuidado de tu piel

Primeramente, mantener a tu organismo hidratado es una de las claves para su cuidado. La piel es un órgano sensible y debes cuidarla tanto por fuera como por dentro.

Aparte de tomar aguas en cantidades recomendadas, cuida tu alimentación con un menú acorde a las necesidades de tu piel. Ten en cuenta estos consejos si deseas una piel sana y reluciente:

Prepara tu piel con crema hidratante

Capaz te parezca un consejo típico, pero es completamente necesario. Durante una temporada de invierno, si sueles usar una loción hidratante, cambia el producto a crema hidratante.

Por lo general, las lociones dejan una barrera oleosa en la piel y su nivel de penetración no es tan efectiva en épocas de frío, ni en espacio de baja temperatura.

En cambio, las cremas hidratantes, poseen una cobertura más pesada y garantizan un grado mayor de penetración en la dermis. Son ideales para protegernos del frío.

Unos productos recomendados son la crema hidratante Hydrating para piel normal y seca, la crema para manos y cuerpo Flor de Cerezo, y el kit facial Calming para pieles sensibles y maduras. 

Darse duchas cortas

Diversos especialistas recomiendan pasar el menor tiempo posible en invierno. Preferiblemente deberías usar agua tibia y luego del baño, hidratarte lo suficiente de pie a cabeza.

Es importante, cambiar el jabón tradicional por gel de ducha hidratante en temporadas de frío.

Cuidar el cutis es prioridad

Existen partes del rostro que suelen sufrir las consecuencias del frío de forma rápida. Por eso, el contorno de ojos, labios y los pómulos necesitan de un cuidado especial.

Utiliza cremas para hidratar el área de los ojos y asegúrate de exfoliar tus labios. Además, aplica bálsamos hidratantes con protección UV. 

Como la piel del rostro se vuelve opaca, se recomienda el uso de crema de hidratación profunda y la aplicación de mascarillas una vez a la semana. Así, le devolverás la vitalidad al rostro.

Cuidar tus manos en invierno también es esencial

 

cuidado de la piel

El uso de guantes es fundamental para proteger tus manos del frío. Hay diferentes tipos de guantes que se adaptan a tus actividades del día. También, hidrata tus manos con una crema hidratante, para mantenerlas suaves y combatir la sequedad.

Una correcta higiene de tus manos es elemental para la prevención de resfriados. Lo ideal, es lavar tus manos con agua templada y secarlas bien para eliminar los restos de humedad.

Ten a la mano un protector solar. La exposición prolongada al sol fortalece el envejecimiento de la piel y las manos. Si las tienes descubiertas, aplica un poco de protección solar.

En invierno, las uñas se quiebran con facilidad. Cuídalas con un tratamiento especial para fortalecer su color y brillo.

Si quieres conocer más a fondo sobre los mejores consejos y tratamientos para el cuidado de tu piel, no dudes en reservar una cita con nosotros. En Calyaan, contamos con lo mejor para ti.

¡Visítanos!

Consejos de belleza, directo en su bandeja de entrada​

Suscríbete, y recibe 10% de descuento en servicio de belleza y spa